Ayuda para mujeres en peligro. Teléfono de ayuda para la violencia contra la mujer

Disponible los 365 días del año, las 24 horas y totalmente gratis: el Teléfono de la violencia contra la mujer ofrece por primera vez la oportunidad de obtener ayuda de forma anónima, competente, segura y sin barreras, y a cualquier hora. Las trabajadoras apoyan con confidencialidad a las mujeres que buscan ayuda, y las orientan si es necesario sobre los servicios de asistencia disponibles en su zona. De este modo, el nuevo servicio cubre una necesidad social y asume una importante función de control para afectadas, familiares, amigas y amigos, así como personal especializado.

Un servicio necesario

Estudios representativos, realizados por encargo del BMFSFJ, no dejan lugar a dudas: con mucha frecuencia, en Alemania las mujeres son víctimas de la violencia de género. Una de cada dos mujeres con alguna discapacidad ha sido víctima de violencia sexual. Es cierto que en las ciudades y municipios existe una variada y diversificada red de asistencia a las afectadas, pero hasta hoy faltaba una vía de asesoramiento telefónico centralizado las 24 horas que pudiera informar, de forma anónima, gratuita y sin barreras, a las personas en busca de ayuda, poniéndolas en contacto con el centro más apropiado de su zona. Este vacío se ha llenado ahora con el Teléfono de la violencia contra la mujer.

Asesoramiento profesional y seguro: multilingüe y sin barreras

El teléfono de ayuda pone a personal cualificado al servicio de los interesados e interesadas. El asesoramiento es anónimo, confidencial y tiene en cuenta todas las normativas de protección de datos. Gracias a una programación especial, visitar el sitio web del teléfono de ayuda no supone ningún riesgo. La disponibilidad ininterrumpida, las elevadas normas de seguridad, el asesoramiento multilingüe y una infraestructura sin barreras sin duda animarán a las mujeres afectadas a llamar al teléfono de ayuda. Esto se enfoca especialmente a grupos de población que hasta ahora apenas utilizaban los servicios de ayuda. De este modo, los centros de asesoramiento se dirigen también a inmigrantes, mujeres con alguna discapacidad, mujeres mayores o víctimas de la trata de blancas.

Derivación especializada y mejor asistencia

Una importante aportación del teléfono de ayuda es la de mejorar en general la asistencia a las mujeres afectadas, ya que se les deriva a otros centros específicos. Gracias al teléfono de ayuda, y del modo más sencillo, entran en contacto con el centro de ayuda más apropiado, donde pueden ser atendidas adecuadamente. Para muchas mujeres, éste es a menudo el primer paso hacia una vida autodeterminada.

Operadoras para personas afectadas, familiares y personal especializado

El teléfono de ayuda se dirige a distintos grupos: en primer lugar están las mujeres que sufren o han sufrido directamente la violencia de género. Pero también las personas de su entorno social pueden acudir a nuestras asesoras: familiares, amigas y amigos. Asimismo, el teléfono de ayuda está abierto a aquellas personas que, dentro de sus actividades profesionales o de voluntariado, se enfrentan a temas relacionados con la violencia contra la mujer.

Control de calidad ininterrumpido

El Ministerio Federal de Familia, Ancianos, Mujeres y Jóvenes (BMFSFJ) realiza la supervisión técnica del teléfono de ayuda y comprueba su efectividad en base a una evaluación: cinco años después de su introducción. En un informe anual, que se publica en la web del teléfono de ayuda, se indican además las actividades realizadas.
Asimismo el Teléfono de la violencia contra la mujer cuenta con su propio consejo consultivo.